martes, 26 de mayo de 2009

Redacción.- VALLE DEL JERTE

En la excursión de convivencia, notamos deiversión, amor y amistad. Hicimos juegos populares, montamos a caballo, practicamos tiro con arco, una ginkana, piraguas, practicar senderismo, bici y petanca.
Las rutas de la naturaleza, sus ríos y sus cascadas eran paraísos, los monitores nos daban educación, dormiamos en literas, comíamos de picnic y pasabamos pruebas.
Las noches de terror y enfermería eran divertidas.
Vimos perros y paisajes y jugamos con ellos. Hicímos instrumentos y nos daban ritmo.
Había tres ríos: 2 riachuelos y el Jerte, era precioso, un verdadero paraíso.

No hay comentarios:

NOS VISITAN